¿Cocina pequeña? Te damos algunos consejos!

No infravalores nunca el poder de tu cocina. Que sea pequeña no significa que no pueda tener de todo o casi todo!

Una acertada distribución y un buen equipamiento son básicos para sacar todo el partido al espacio. A continuación te damos las claves para tener una cocina muy práctica, aunque sea muy pequeña.

1: El color!

La uniformidad es sinónimo de amplitud. Una solución muy útil es apostar por los muebles de cocina blancos. También procura elegir un único material para el suelo, otro para las paredes y otro para los muebles. Y escoge la encimera, las baldas y otros detalles a juego con uno de ellos (incluso dando un poco de color a las baldas o algunos detalles ya que el color, bien usado, puede ayudarnos a dar profundidad a las estancias).

2: Puerta corredera.

Es la mejor solución, ya que nos sirven para ganar espacio en nuestra cocina y poder aprovechar al máximo toda su extensión.

3: Muebles altos.

Aprovecha al máximo la altura de la cocina para así multiplicar la capacidad de almacenaje.

4: ¿Quién dijo que los rincones son inútiles?

Con los armarios esquineros de módulos extraíbles aprovecharás hasta el último milímetro. Aquí aprovechamos hasta el ultimo espacio!

5: Los tiradores.

Aunque sean solo 1 o 2 cm, los tiradores ocupan espacio porque sobresalen de los frontales. Evitarás golpes si eliges los muebles con tiradores de uñero o con apertura de presión.

6: Los Electrodomésticos.

Hoy en día existen electrodomésticos de tamaño reducido, que se adaptan mejor a cocinas pequeñas. Por ejemplos Lavavajillas de 45 cm de anchura, hornos de 45 cm de altura (que incluso algunos incluyen microondas, y de esa forma tenemos otro espacio útil),  lavadoras/secadoras todo en uno y frigoríficos mini para colocar bajo la encimera son buenos ejemplos.

7: Los Electrodomésticos integrables o panelados

El frigorifico, el lavavajillas, la lavadora… Si integramos los electrodomésticos con el mismo material del frontal de los armarios conseguirás que pasen inadvertidos y el efecto visual de la cocina será más limpio y amplio. Es un gasto que sin duda merece la pena.

8: Fregadero de una cubeta.

A todos nos gustan los fregaderos de doble seno pero cuando tenemos cocinas pequeñas lo mejor es elegir de uno solo para poder tener zona de trabajo a ambos lados del fregadero, lo ideal es que mida al menos 50 cm, así te cabrá por ejemplo la bandeja del horno en su interior. Y luego podremos poner como accesorio un escurridor.

9: Campana integrada.

Las campanas extractoras extraplanas se pueden ocultar en el armario superior. El resultado es que a la vista parece simplemente un armario, pero en su interior se aloja la campana. La visera extensible y plana es capaz de absorber con efectividad todos los olores de la cocina. Y en el armario superior aún queda sitio útil para poder usar de almacenaje. Una perfecta solución para una cocina pequeña.

Esperamos que estos consejos os hayan sido de ayuda!

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail